poesia-haiku

La poesía haiku, breves notas que inspiran belleza

Todos los aspectos, todas las perspectivas, todos los ángulos desde los que nos aproximamos a la cultura japonesa nos hablan de una gran sensibilidad, de una incesante búsqueda de la belleza y de una fuerte conexión del hombre con lo espiritual, lo sagrado y la naturaleza que le rodea. De todas las manifestaciones en las que podemos apreciar la belleza en la sencillez y la pureza, destaca la poesía haiku.

El haiku es un género literario que sobresale por su equilibro y su sencillez. Son poemas breves que retratan todo el trasfondo de la expresión de un instante. Tradicionalmente, los haikus se componen de 17 ‘moras’, lo que en occidente podríamos interpretar como sílabas, repartidos en tres versos.

poema-poesia-haiku

Origami Paloma – 14,90€

Para acercarse al haiku es necesario entender que en la cultura japonesa lo espiritual y lo sagrado encuentran su alimento y su expresión en la naturaleza, en todo aquello que no haya sido corrompido por la mano del hombre. Es por ello que acciones cotidianas, como puedan ser la ceremonia del té o la elaboración de arreglos florales, se manifiestan en cuidados ritos que conectan al hombre con la manifestación más pura de las formas de la naturaleza.

Si la poesía occidental se alimenta de la sinuosa representación del lenguaje, en la belleza de las maneras de expresión; el haiku despoja el instante de toda manipulación al comunicarlo, para reducir la acción del hombre a la mínima expresión y plasmar el momento en su misma esencia.

En la búsqueda de la belleza más pura en la naturaleza, el haiku gravita en torno a ésta, que se convierte así en el leitmotiv de sus breves notas. Pero además, el poeta busca el retrato del instante, un solo momento en el que el mismo autor desaparece.

Un viejo estanque,

una rana se salta:

el sonido del agua

Bashô

El haiku nos habla de las impresiones, de las sensaciones y del sobrecogimiento que experimenta el espectador del instante que plasma y, sin embargo, no necesita definir cuáles son esos sentimientos, sino que son sus mismas pincelas las que los retratan.

Un relámpago

y  el grito de la garza,

hondo  en lo oscuro.

Bashô

Poesía haiku: búsqueda de significado en la ausencia

Esos vacíos que nos dejan su brevedad, su simplicidad y su enajenación de lo humano, esas palabras ausentes son el centro del poema, su núcleo, su vertiente sagrada donde se encuentra el verdadero significado de sus líneas. En la búsqueda de lo divino en lo no corrompido por el hombre, el significado no podría estar en otro sitio que en lo jamás pronunciado, en lo no hablado. Así, el poema se desvincula de su creador y adquiere una vida propia, etérea, que se esculpe en los diversos ojos que lo aprecien.

"Lógica Sencilla" de Juan Fernández-Aceituno

“Lógica Sencilla” de Juan Fernández-Aceytuno

Por último, es importante apuntar a la obligada referencia a las estaciones presente en el haiku tradicional. Este aspecto sobrevuela la cultura japonesa, inspirando no sólo sus obras artísticas sino elementos más cotidianos como sus exquisitos cuencos y piezas de porcelana. Y es que es imposible entender el universo y la naturaleza en la que se reencarna sin apreciar el paso del tiempo y la evolución de sus elementos en los distintos periodos del año.

vajilla japonesa

Trackbacks and pingbacks

No trackback or pingback available for this article.

Leave a reply

4 × 1 =

*