El menú tradicional japonés o ICHIJU SAN SAI

Muchas de las costumbres japonesas conllevan un ritual. El menú tradicional japonés, es uno de ellos. Sigue una fórmula definida como Ichiju san-sai, cuyo significado es ‘una sopa y tres platos’.

Nuevos ingredientes,  mobiliario occidental frente a comida oriental y avances sociales han podido modificar algo dicho ritual, pero el diseño del menú tradicional japonés se ha mantenido a pesar de todo ello. Pequeños platos, cuencos y tazas de distinto tamaño se distribuyen sobre la mesa construyendo un hermoso mosaico de formas y colores muy apetecible.

El alimento alrededor del cual gira todo el menú tradicional japonés o Ichiju san-sai es la sopa. A esta le acompañan un plato principal (suele contener carne o pescado) y dos más de acompañamientos (suelen incluir verduras variadas distintas a la guarnición del plato principal). También incluye un cuenco con arroz blanco y un pequeño plato con verduras.

 

platos-japonesesPor lo tanto, para servir el menú tradicional japonés harán falta seis recipientes entre los que se encontrarán tres platos, dos cuencos y un plato de pequeño tamaño.

Tan importante es la forma de preparación de cada plato (cada uno debe ser cocinado de una manera particular), como el recipiente donde se sirve. El menú tradicional japonés es muy variado y vistoso. Presentarlo en bellos cuencos orientales, platos de porcelana con artísticos y minimalistas detalles o, en definitiva, objetos decorativos en sí mismos por su belleza artística cuando no cumplen con su función más pragmática, son el envoltorio perfecto para cuidar el ritual oriental que conlleva un menú japonés Ichiju san-sai.

Los colores de la comida según la estación del año, el tipo de cocción (al vapor, a la plancha, crudo, frito, etc.), la combinación de alimentos frescos y de sabores variados… todo está meditado en la composición de un menú tradicional japonés.

vajilla-japonesaSi a esto le añadimos una combinación de colores, formas, tamaños y disposición ordenada de los platos y cuencos de estilo oriental, podemos organizar una mesa llamativa repleta de detalles que invitará a sentarse y degustar todo lo que ofrece.

Elaborar un menú Ichiju san-sai y presentarlo con gusto es una magnífica idea para planear una comida o una cena con familiares y amigos.

Para que te animes a hacerlo en casa, te ofrecemos un ejemplo de una mesa perfectamente presentada para un menú tradicional japonés:

  1. Palillos: deben colocarse lo primero, lo más cercano a cada comensal y en posición horizontal.
  2. Cuencos de arroz y de sopa: detrás de los palillos.
  3. Plato principal y acompañamientos: son platos planos que deben colocarse detrás de los cuencos.
  4. Platito de verduras: debe colocarse a la izquierda de cada comensal.

Trackbacks and pingbacks

No trackback or pingback available for this article.

Leave a reply

cinco × 1 =

*